Una empresa que ofrece recrridos en este novedoso vehículo de dos ruedas por pistas forestales

IMG-20140429-WA0011Enumerar formas de recorrer el monte: a pie, a caballo, en bicicleta, en quad, en todoterreno… y en Segway. Sí, ese vehículo de dos ruedas que supuso una revolución cuando se inventó a principios de la década de los 2000. “Es ecológico; no hace ruido y no contamina”, explica Fran Blanco, creador de Natura Segway Tours. La empresa especializada en excursiones en ese medio de transporte que montó hace seis meses y que, por cierto, va como una ¿moto?

Adentrándose por pistas forestales

Aunque en la isla ya existían negocios que ofrecían recorridos en Segway, estaban centrados en tramos urbanos. Justo ahí radica la novedad que trajo consigo la empresa de Fran Blanco, uno más de los españoles que se tuvo que reciclar a causa del derrumbe de la construcción. “Nosotros tenemos excursiones por la ciudad, por ejemplo, tres diferentes en Santa Cruz y otra en Candelaria, pero lo realmente inédito, por lo que nos diferenciamos, es por los recorridos en el monte”.

Natura Segway ofrece marchas por tres pistas forestales, dos en la zona de La Esperanza (Los Aceviños y Las Lagunetas) y una tercera en La Orotava (Benijos). Fran cuenta que su proyecto está teniendo una gran acogida y que sus clientes, locales y turistas a partes iguales, se muestran encantados “porque les resulta muy agradable pasear por el monte en un vehículo tan divertido como el Segway”.

11122

También ha incorporado dos tours temáticos: Banana Way, que consiste en una visita a una finca de plátanos; y Wine Way, en el que se recorren viñedos de Tegueste y se degusta (con moderación) el vino de la zona. Su carta de rutas incluye además otro recorrido por el litoral de Punta del Hidalgo.

Un actividad segura y divertida

Antes de las excursiones, cuya duración oscila entre una y dos horas, los clientes reciben un mini curso. Aprenden a manejar el vehículo y las normas básicas de circulación, y se les dota de los cascos con los que deben ir obligatoriamente protegidos. “Es una actividad plenamente segura, y la prueba de ello es que hasta el momento no hemos tenido ni un solo accidente”, señala Fran. Además, los grupos —máximo cinco personas— van siempre acompañados por un guía.

IMG-20140429-WA0008No existe una edad mínima, pero sí unos kilos, 40, por debajo de los cuales no está permitido el uso del Segway. Y los más mayores también pueden animarse. “Tenemos una reserva para los próximos días de dos clientes de 80 años”, añade. El hecho de que a todos los efectos el vehículo sea como un peatón (en ciudad ha de circular por la acera), y que su velocidad esté limitada a unos 15 kilómetros por hora, permite su disfrute por cualquiera que lo desee. Los precios acompañan, 25 euros por 60 minutos.

IMG-20140429-WA0003Fran Blanco no tenía experiencia en el turismo. Era delegado comercial de una empresa que fabricaba puertas de madera antes de ir al paro. Ahora su vida ha cambiado: es un emprendedor que aprovecha las oportunidades que brinda el sector turístico. “Estamos en contacto con navieras para anunciarnos en los cruceros que hacen escala en la Isla a la vez que preparamos nuevos recorridos”, apunta. Su idea es crecer y poder contratar a más gente, “dar trabajo a quien no lo tiene”. Y así es como te cambia la vida el Segway.

Leave a Reply

Your email address will not be published.