Una decena de turistas ciegos, sordos o con paraplejia han disfrutado de la Isla de la mano de Turismo de Tenerife y la ONG belga Project U-Turn

Una decena de turistas con sordera, ceguera o paraplejia en diferentes grados  han pasado diez días en Tenerife practicando deportes de aventura. Con la colaboración de Turismo de Tenerife, la acción fue organizada por la ONG belga  Project U-Turn, especializada en viajes de deporte extremo, varios de cuyos miembros también padecen alguna discapacidad física. Hasta ahora solo habían realizado la actividad en dos ocasiones anteriores: Nicaragua y Marruecos.

El vicepresidente económico del Cabildo y consejero insular de Turismo, Carlos Alonso, destaca que “la acción fue todo un éxito, y pone de manifiesto la gran variedad de opciones que ofrece Tenerife a todo tipo de viajeros al permitir a personas con diferentes grados de discapacidad disfrutar de unas vacaciones realizando actividades que exigen de ellos un esfuerzo físico muy importante, lo que redunda positivamente en su autoestima, autodesarrollo y autosuficiencia”.

Entre esas actividades se encontraba el recorrido por algunos de los parajes más bellos de la Isla –para lo que contaron con la ayuda de sillas de ruedas especialmente adaptadas-, la subida al Teide o la práctica de kayak. La particularidad a la hora de realizarlas consistió en que, al padecer todos los participantes algún tipo de discapacidad, unos a otros se ayudaron a superar los obstáculos que fueron encontrando, de manera que reforzaron su capacidad de afrontar y superar dificultades.

La expedición recorrió entornos como Arico, Vilaflor, el Parque Nacional del Teide, el Acantilado de los Gigantes, El Médano o Garachico. El grupo estuvo acompañado en todo momento por una decena de voluntarios así como por médicos, enfermeros y fisioterapeutas.

Los responsables de U-Turn explican que “gracias a los retos planteados, los participantes exploraron sus propios límites, estrecharon sus lazos (al depender unos de otros) y fueron plenamente conscientes de sus habilidades”. Ello facilita que, a su regreso a sus lugares de origen, aumenten sus horizontes sociales y se atrevan a afrontar cualquier dificultad que les surja en la vida diaria con mayor seguridad y optimismo.  “El viaje a Tenerife ha dejado mucha huella en los participantes, que nada más volver a su país han empezado a promocionar el destino y quieren volver cuanto antes”, concluyen desde U-Turn.

¡No te pierdas el vídeo de la visita! Te lo dejamos a continuación:

Leave a Reply

Your email address will not be published.